Desertec sigue avanzando a pesar de la retirada de E.ON

Download PDF

La retirada de la Iniciativa Industrial Desertec (Dii) de la alemana E.ON el pasado mes de abril tras la salida de las alemanas Bosch y Siemens el año pasado, ha vuelto a provocar dudas sobre el futuro de este proyecto euro-africano pero el consorcio afirma que no hay motivos para preocuparse. Klaus Schmidtke, jefe de Comunicación de Dii, afirma que “en Alemania se han escrito muchos artículos sobre el éxodo germano de la iniciativa, lo que no tiene sentido (…) pues el 30-40% de las compañías de la red son alemanas”

Las últimas salidas se han producido a raíz de que Dii pasara de asociación temporal a permanente con un mayor enfoque en crear oportunidades de desarrollo de renovables en la zona MENA.

Schmidtke cree que la organización ha sido víctima de la percepción de estar dedicada principalmente a promocionar los proyectos de la zona MENA a las compañías que son miembro, una percepción a su parecer incorrecta porque Dii nunca ha tenido que hacerse con proyectos pues su papel es de facilitador.

No obstante, la falta de un proyecto claro para crear un conducto energético que comunique la zona MENA con Europa y de grandes oportunidades de desarrollo de proyectos eléctricos parecen ser los factores detrás de esas retiradas.

Según Markus Nitschke, del departamento de comunicación de E.ON, la empresa ha hecho grandes esfuerzos apoyando el diseño de la estrategia desde el principio pero ahora se está centrando más en sus propios proyectos de eólica y solar.

Aunque Dii parece haber perdido atractivo para las empresas alemanes, cada vez son más los actores internacionales que desean entrar en la zona MENA. Según Schmidtke, el resto de los fundadores de la iniciativa se han comprometido a permanecer en ella mientras la organización sigue moviéndose y más de 10 empresas están en conversaciones sobre la entrega de 125.000 euros o 75.000 euros  al año como accionistas o socios.

Schmidtke intenta disipar las dudas sobre el coste del proyecto. Un informe de Reuters del mes pasado decía que sectores críticos como el jefe de la Agencia de la Energía Alemana consideran que “el proyecto, con un presupuesto de 400 millones de euros, es demasiado caro para ser práctico”. Según Schmidtke, esa cifra no la ha dado Dii sino el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) en un informe de 2005: “Esa cifra desorientó desde el principio, no tenemos 400 millones de euros”. Lo que parece haber sucedido es que la iniciativa está rebajando la importancia del plan original de Desertec de envío de energía desde la zona MENA a Europa.

Esta fue una de las cuestiones que provocó la ruptura de Dii y de la Fundación Desertec el año pasado y parece que fue un punto de fricción para algunos miembros de la iniciativa.

Nitschke, de E.ON, cree que las cosas han cambiado y que hay más oferta de proyectos renovables que lo que se necesita pero Schmidtke cree que aunque el tema de la exportación de energía a Europa se sobreestimó, es prioritario generar electricidad para la creciente demanda local en la zona MENA: “Europa podría beneficiarse de ello en el futuro pero no es lo importante para desarrollar las renovables en la zona MENA”. Por el momento la iniciativa Dii está dispuesta a promover sus esfuerzos para ayudar al crecimiento de los mercados renovables en MENA. Dii afirma que en el 40% de los proyectos actuales en la región hay miembros de la iniciativa y destaca los esfuerzos realizados en países como Argelia para desarrollar la estrategia nacional de renovables.

Fuente: CSP Today, 02/05/2014

This content is also available in English